Ferromodelismo en la infancia

14 Feb

Transcurrían las navidades del año 1986 cuando podía verse en televisión el siguiente anuncio.

Esa manera sencilla de mostrar paso a paso el montaje de una maqueta de tren, sin duda provocó un incremento importante del desarrollo de este hobby (el ferromodelismo) en las familias y como consecuencia de ello, una generación de niños entusiasmados con el mundo del tren que, en mi caso, perdura hoy en día.

Aún recuerdo los buenos momentos que pasé junto a mis padres y mi hermano en el montaje de los sets de Ibertren, y es que se trataba de eso, de un juguete en el que participaba toda la familia. Ahí estaba ese padre paciente montando la bancada sobre la que se sustentaría la maqueta y dando instrucciones, ahí la madre indicando el mejor lugar de la casa para situar la maqueta, y por supuesto ahí estaban esos “dos mocosos” ansiosos por construirla y por que llegase cuanto antes el siguiente set.

Pasaron los años y el niño se hizo padre y dos fueron las razones por las que decidí construir mi propia maqueta. Una la de retomar de nuevo esa antigua afición y satisfacer ese deseo y otra, la de ver si mis propios hijos disfrutarían tanto como lo hice yo.

Respecto a lo primero, decir que el mundo del ferromodelismo ha cambiado una barbaridad. Lo que antes era prácticamente irrealizable, ahora es posible gracias sobre todo a la entrada de la tecnología digital. Una cosa no ha cambiado; este hobby tienes que tomártelo con calma para conseguir que el “bolsillo”  no se resienta demasiado.

Respecto a lo segundo, he comprobado felízmente que mis hijos se lo pasan en grande. De hecho ya solo con verte como construyes la maqueta, ellos adquieren nuevas habilidades y se lanzan enseguida a hacer lo mismo utilizando sus propios juguetes, con lo que padres e hijos pasamos unos momentos muy agradables.

Y es que llego a la conclusión de que, sí pasan los años pero, el juguete de toda la vida sigue funcionando igual de bien. Lo he comprobado con las piezas de LEGO® y ahora también con el ferromodelismo.

A continuación os presento unas fotos de los primeros pinitos del chaval como modelista.

Anuncios

2 comentarios to “Ferromodelismo en la infancia”

  1. Sergio 16/02/2012 a 20:51 #

    Que tiempos aquellos!!! Comparto perféctamente esos recuerdos, y cuando se nos decía que se suponía que debería de ir montándose un set por año…IMPOSIBLE!!! Imposible esperar tanto, las ansías eran demasiadas, entonces no pensabámos en el dinero y en el sacrificio que suponía para ese padre satisfacer los caprichitos de esos críos tan pesados….que si una casita, que si unos arboles, que si un máquina nueva, el talgo, vagones, el paso a nivel…..Gracias padres por los sacrificios y la paciencia! La mejor forma de agradecerlo puede que sea hacer lo mismo con nuentros hijos, sobrinos etc…
    Felicidades Deif por el blog!…animate y cuelga algo de tu maqueta!

    • deif 20/02/2012 a 15:58 #

      Próximamente colgaré alguna foto de la maqueta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s